Inicio | Trayectoria | Trabajos | Bonsai Studio | Galería Fotográfica | Links | Contacto

 

 

Los primeros fríos

Murraya

Técnicas
de poda

Formas de árboles,
estilos de bonsai

Los hongos útiles











LOS PRIMEROS FRIOS
La mayoría de los bonsai han entrado en letargo y casi todos los caducifolios lucen su elegante desnudez; pero las hayas y algunas especies de olmos mantienen sus viejas hojas marrones durante largo tiempo, esta característica les permite proteger del frío a las yemas axilares, que darán paso a los nuevos brotes.
Las lluvias continuas y la temperatura en continuo descenso son una constante durante el último mes del otoño, resguarde del frío sus bonsai de especies tropicales y subtropicales, pero recuerde que también necesitan un período de frío para florecer.
Los árboles, durante el período de letargo necesitan menor cantidad de agua pero no permita que el cepellón se seque totalmente, son muy sensibles mientras están es reposo. Controle el drenaje, ya que si los agujeros estuvieran obstruidos el agua de lluvia se estancaría con el consiguiente perjuicio para el sistema radicular.
Una vez que los árboles han perdido las hojas resulta más fácil analizar la estructura de los mismos. Las ramas de las plantas deciduas están muy quebradizas por lo que no conviene alambrarlas, pero aproveche para corregir algunos defectos mediante la poda; cubra la superficie de todos los cortes con cicatrizante, esto evitará la entrada de patógenos oportunistas. Otra tarea importante es remover las hojas muertas que quedan en la superficie del suelo, ya que es el lugar ideal para que se alberguen numerosos gérmenes y huevos de insectos que más tarde pueden ocasionar la aparición de plagas y enfermedades.
FOTOS
Utilice siempre un sellador para prevenir la entrada de gérmenes patógenos.
FOTO
El contacto con los primeros fríos puede ocasionar daños a las yemas florales de las azaleas, protéjalas de una eventual helada temprana.

JULIO
Durante el invierno el bonsai no nos demanda demasiadas tareas, es el tiempo ideal para estudiar en detalle los caducifolios, preparar suelos, realizar las correcciones necesarias para refinar la forma, esta tarea debe realizarse mediante la poda pues las ramas están muy quebradizas, elegir las macetas adecuadas para el momento en que decidamos realizar el trasplante.
Proteja los bonsai de los vientos fríos y las heladas, algunos latifoliados de hoja perenne suelen sufrir quemaduras o decoloración si el suelo está muy frío o llega a congelarse. Algunas especies tales como las Criptomerias, Juníperos y Thuyas cambian de color, el follaje se amarrona y parece seco, no se alarme, esta reacción al frío es natural en este tipo de plantas, no se preocupe el follaje retomará el color normal cuando la temperatura comience a subir.
Con respecto al régimen de riego disminuya la frecuencia del mismo, pero controle el grado de humedad de sus bonsai, recuerde que el viento y el frío desecan el sustrato tanto como el sol y el calor. Evite el riego en las últimas horas del día pues si la tierra está muy húmeda y cayera una helada las macetas pueden resquebrajarse.
Cuando los árboles están en el período de letargo no requieren alimentos extras por lo tanto debe suspenderse la fertilización.
En las zonas de clima templado es un buen mes para recolectar plantas silvestres, la planta en reposo nos permite trasladarla a raíz desnuda lo que redunda en un beneficio a la hora de volver.


REVITALIZACIÓN DEL SUSTRATO
El agua de riego, las diferencias de temperatura, tienden a empobrecer el suelo ya que arrastran sales minerales y alteran su equilibrio organoléptico, la fauna y la flora necesarias para la dinámica del mismo. Para espaciar el tiempo entre los trasplantes sin alterar las condiciones del suelo es posible revitalizar el mismo.
Cuando el bonsai ha comenzado el período de letargo se retira de la maceta y sin tocar el cepellón, se entierra en un lugar que contenga un suelo rico y fresco, bien oxigenado para que el sustrato se regenere durante los meses de invierno. Por capilaridad y por ósmosis los elementos perdidos penetran en el pan de tierra restableciendo el equilibrio perdido. Antes de que la planta despierte del letargo y sin tocar el pan de tierra el bonsái se coloca nuevamente en su maceta.

 

 
 Inicio | Cursos y Talleres | Trayectoria | Trabajos | Bonsai Studio | Galería Fotográfica | Links | Contacto
Bonsai Studio |Todos los derechos reservados |Copyright 2005-2008

|  DIseño y Hosting  AsianDesign